Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

En torno al incendio en el Teatro de Anna

Siguiendo con las reflexiones de don Gumersindo Guerrero, hoy traemos el artículo de portada de El Enguerino del 4 de enero de 1908.
Como fuera habitual, qué sensatas las reflexiones del autor, así como la Gacetilla, sobre tan triste suceso, fruto al parecer del desconocimiento propio de las nuevas técnicas, en este caso de la peligrosidad de las cintas con base de nitrato.
En cualquier caso, las reflexiones de nuestro autor fueron, y son, dignas de ser tenidas en cuenta

Continuar leyendo

Nuestra Comarca en femenino

Siguiendo con nuestro instinto de hacer llegar a cuantos más, hoy les hacemos llegar una especie de resumen de lo que ha sido el primer bloque de las Reuniones “Nuestra Comarca en femenino”.
Este bloque de conferencias han sido pronunciadas por tres mujeres que, extraordinarias todas y cada una de ellas, ejercen de Alcaldes de sus respectivos municipios. Tres fenomenales mujeres capaces, luchadoras y con una mente a cada cual más amueblada con una exposición diáfana.

Continuar leyendo

Cuando salí a pasear

- Hace tiempo que, parecía, nos tenías olvidado
- Pienso que no es así
- ¿No?
- No. Más bien, yo diría que, hace tiempo, no me publicáis...
- ¡!
- ... os hice llegar un relato corto que estoy esperando ver en vuestra web.
- ¡!
- Sí. Recuerdo que era un relato dedicado a mi abuela…

Como por educación el silencio es la mejor respuesta cuando alguien es cogido en un renuncio, o al menos así nos lo enseñaban, eso, callarnos, fue lo que hicimos ante nuestro interlocutor.

Continuar leyendo

Debajo de la parra

Hoy la historia que narra don Pedro Marín, tomada de El Enguerino de abril de 1908, quiere retomar una bonita leyenda de tierras gaditanas. El autor, tan viajero, vertía a su manera, y con moraleja, lindas y coloridas narraciones que eran seguidas con fruición por sus admiradores.
Entre las Gacetillas del número de referencia del Semanario destacamos que la nieve, aquel año, alcanzó el mes de abril

Continuar leyendo

El legado de los Garnelo

Ante la inminente apertura de la exposición El legado de los Garnelo en la sede de La Sierra, fundación de la CV –Enrique Sanchiz, 26 Enguera–, nuestra Redacción encargó a José Cerdá que viera la manera de hacer llegar a todos una breve reseña de dicho legado. Y aquí les ofrecemos su trabajo.
Como no podía ser de otra manera, dado su pensamiento, lógicamente enfoca el estudio con una aplicación muy actual. En efecto, cuando hubo trabajo apareció la inmigración // cuando dejó de haberlo, llegó la emigración.

Continuar leyendo

Ahí va una de elecciones

Aunque todavía falta tiempo para las elecciones municipales, y precisamente por ello, es tiempo de reflexionar sobre algo tan sustancial con los sistemas democráticos, cualquiera fuese su signo.
En efecto, elecciones se celebran en la actualidad, se celebraron durante el período de la que se autodenominaba democracia orgánica y, cómo no, se celebraron en la democracia liberal o de alternancia partidista.
A esta última se refería el editorial de El Enguerino que les presentamos.
Reflexionemos, pues

Continuar leyendo

Editorial del 28 de marzo de 1908

Aprovechamos la ocasión de la exposición colgada en la sede de nuestra fundación para retomar este lindo y delicado trabajo, firmado por M. M. A., y así recordar a quien todavía no la haya visitado que pase por nuestra sala y contemple un pequeño reflejo de la impresionante obra que la saga de los Garnelos nos dejara para nuestro disfrute y de quienes nos visiten

Continuar leyendo

Pasá del majuelo

Hay que reconocer que trabajadores, lo que se dice trebajaores… en mi pueblo siempre los ha habido. Así que a nadie debe extrañar esta pasà, que igual podía referirse al campo como a la industria.
Disfrútenla, que es lo importante; y si surge una sonrisa, por pequeña que sea, no lo duden: consiéntanla, siempre son cardiosaludables

Continuar leyendo

Tiempos de vela y candil, 2

La mañana llega envuelta en una túnica borrosa de niebla que enmascara montañas, valles, caseríos, y hace que los campos se arruguen apretujados en un gesto de solidaridad, mientras los viajeros que llegan al pueblo, desde lejos ya han podido oír campanas llorando una pena colectiva. En las calles los balcones muestran crespones negros, y el ánimo de la gente soporta el peso doloroso de la lápida que cubre los restos mortales de…

Continuar leyendo

Editorial del 28 de diciembre de 1907

En cierta ocasión me preguntaba un señor que vino a visitar nuestro pueblo, “qué condiciones tenía Engra para desarrollar su fábrica de paños” Yo le contesté que muy pocas, casi ninguna porque todo había de aportarlo. –Á esto me contestó– pues vamos tiene la mejor condición para que siga siendo toda la vida industriosa en ese ramo; radica su labor en el espíritu comercial del enguerino y donde esto impera, el orden material es secundario.

Con esta rotundidad y de esta guisa hacía gala Gumersindo Guerrero. No es, pues, de extrañar el imponente prestigio que le rodeaba.

Continuar leyendo

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca