Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Venganza original

Don Pedro Marín, desde El Bonillo, envió este relato –hoy diríamos: pura moralina– que no resistimos en ofrecerlo a todos nuestros lectores.
En su descarga hay que dejar escrito que vivían en mayo de 1908… ¡hace más de un siglo!

Continuar leyendo

Editorial del 11 de enero de 1908

Nuestro ínclito don Gumersindo Guerrero ¡qué bien conocía el espíritu emprendedor de principio del siglo XX!
Puros y finos descendientes de aquellos remansados de finales del siglo anterior.
La Junta General de El Vapor San Jaime, sociedad por acciones que no iba cara al aire, descrita en este artículo por don Gumersindo parece la más genuina plasmación del dicho referido a galgos o podencos.

Continuar leyendo

Una casona misteriosa

De nuevo un nuevo relato corto de nuestro colaborador Juan Carlos Pérez Gómez; hoy, también centrado en sus recuerdos infantiles nos emplaza a contemplar las ruinas de aquellos años del esplendor industrial mantenido por las sacas de jóvenes para las guerras.
Recuerdos, nostalgias, ansias y recelos infantiles de búsquedas, decires de mayores… todo se entrecruza en esta vivísima narración de persona madura

Continuar leyendo

Tiempos de vela y candil, 4

Hemos alcanzado el 4º episodio que, con el subtítulo de Tiempo de silencios, Emilio Marín Tortosa nos invita a recorrer uno de los períodos más complejos de nuestras personales historias en el trasfondo de una realidad colectiva de la ya no tan reciente historia nacional.
La fluidez del relato, la precisión en las descripciones… su buen quehacer literario son más que suficientes motivos para que lo ofrezcamos en nuestra ciberBiblioteca.

Continuar leyendo

editorial del 25 de enero de 1908

Y conste que no fue idea preconcebida en la creación de la Fundación en su aplicación a las empresas de la zona. En efecto, Gumersindo Guerrero en 1908 ya abogaba por aquello que hoy, pomposamente se denomina el I + D + i
Claro, como nadie de aquella adormilada sociedad le hizo caso, vino lo que vemos.
Esperemos no vuelva a suceder

Continuar leyendo

Soñar es el primer escalón, 2

Siguen las charlas englobadas bajo el rótulo Nuestra Comarca en femenino que, en su segundo bloque y tras las intervenciones de las mujeres alcaldes, se centra en las reflexiones en voz alta que nos hacen las mujeres cuya actividad se centra, en su aspecto público, en la gestión de empresas.
Como no queremos ser personas de vida subvencionada les invitamos a que comprendan la enorme importancia que para todos tiene la figura del empresario, especialmente si dirige una Pyme

Continuar leyendo

Tiempos de vela y candil, 3

A la tercera entrega de la serie Tiempos de vela y candil su autor, Emilio Marín, la subtitula Ríos desbordados. Episodio que inicia con esta frase:
Los cielos se han ido llenando de negros nubarrones anunciando La Gran Tormenta, y a los rincones del alma colectiva van llegando las sombras. Los poetas, afinan liras para cantar victorias, mientras los fogoneros del Infierno se frotan las manos. El Hombre Corriente escribe su propio epitafio, llega un tiempo para Titanes.
Para qué otra cosa sino para su lectura

Continuar leyendo

A propósito de la Exposición de los Garnelo

Ha pasado el ecuador temporal en que permanecerá abierta al público la muestra de las obras que los Garnelos han dejado en Enguera a la vista de quien lo desee.
Cada quien puede opinar; y, entre los muchos cadaquienes, también opina el presidente de la Fundación. Y lo hace por escrito.
Este es el Documento de su reflexión

Continuar leyendo

Pasá de la Sara

Dura, sí; muy dura es la pasà que hoy presentamos.
Si la vida de aquella época, en general, era dura o, como algunos quieren: en blanco y negro; en la Sierra, sí en la zona más allá del barranco de La Hoz, era en blanco y negro, dura y... cruda.
El caso es que así vivían algunas familias a mediados del siglo XX.
Pepe Cerdá dudó en entregarnos esta pasà… pero logramos convencerle.
No es conveniente olvidar

Continuar leyendo

Hay que leer

El Documento que hoy les ponemos al alcance viene firmado por Pedro Marín, de quien ya hemos hecho público varios. Hoy hace referencia a una triste historia de nuestro pueblo: el embargo de la Caja del Ayuntamiento… Lean y comprenderán la triste historia de nuestro pueblo; ah… y, de paso, cómo se monta una linda y tremebunda historia de buenos y malos, porque ¡pobrecicos concejales…!
Por cierto, don Pedro –magnífico literato, así como perspicaz abogado– ¿no sabía nà del reparto que se habían hecho de la Contrarredonda?

Continuar leyendo

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca