Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

El Tercio

Titulo: El Tercio
Publicado: 22 del 01 de 2013

Categorías


Descripción

Portada: 
documento: 

“El nombre de “EL TERCIO” fue tomado al azar, o tal vez alguno de ellos había hecho la mili en una de las unidades llamadas Tercios que entonces había en el Ejército de España, y había tenido la ocurrencia del nombre.

“Terminada la sangrienta Guerra Civil Española, los que regresaron al pueblo, cumplieron el acuerdo tomado en circunstancias tan graves y extremas. Y no solo los miembros de la unidad en que se tomó el acuerdo, sino que varios amigos, procedentes de otros frentes, y de otras batallas, hicieron suya la conjura y entraron a formar parte de la peña. La unión, el respeto, y el cariño que reinó siempre entre un grupo tan variado de personalidad como los componentes de la peña “EL TERCIO”, y la comprensión que tuvieron hacia otros grupos no afines, fueron un ejemplo de ciudadanía.”

“A través de estas páginas, quiero, si es posible, con la ayuda de algunos de sus familiares, rememorar a través de algunas anécdotas narradas con emoción por el cariño que evocan aquellos recuerdos, y las experiencias propias que tuve la suerte de vivir, las peripecias de aquel grupo de enguerinos durante los años que duró la actividad de la peña, hasta que el paso inexorable de los tiempos dictó su finiquito.”

“Le pedí a esta enguerina, que intentara recordar alguna de las canciones que siempre se cantaban durante aquellas reuniones. Accedió gustosa a ello, pero antes quiso también rendir su homenaje contándome lo que en su casa ocurría cada sábado.
Mi madre siempre le decía a mi padre:
.- ¡Hombre! ¡Parece qu’estés preñau con issas cenas!
A lo que mi padre le contestaba:
.- ¡Mujer! ¡Prefiero acudir sin cena, que perderme una reunión!

CANCIÓN DEL CAPACET
El marido.- Sábado es, ¡ponme la cena, mujer!
La esposa.- ¡Póntela tú!
El marido.- ¡Pónmela tú, que es tu deber!
La esposa.- ¡Dios mío! Esto sí que es martirio:
Los sábados y domingos,
Siempre con el capacet.”

Todo esto y muchas cosas más hay ido recogiendo para este trabajo, si bien termina agregando que las “fotos que ilustran el relato, las anécdotas, así como las canciones, han sido facilitas por varios familiares de los peñistas. La falta de música, es otro cantar.”

Pepe Marín

Visualización online



Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca