Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

El susto de Ferran Gonzalez

Titulo: El susto de Ferran Gonzalez
Publicado: 22 del 01 de 2013

Categorías


Descripción

Portada: 

Y con “El susto de Ferrán González” finalizamos, de momento, la aportación del maestro Granero a nuestro blog.

La fotografía pertenece a la colección “Primavera en Enguera”, por cortesía de doña Tere García-Consuegra

En primer lugar la Redacción quiere dejar constancia de la gran suerte que ha sido poder recuperar todo este material que, mensualmente, hemos podido colgar durante el trimestre. Y ha sido una suerte, que no hubiera sido posible sin esa desinteresada y callada labor de donantes anónimos de un pueblo.
Y por ello, en segundo lugar, hoy nos corresponde agradecerlo, además de a quienes nos hicieron partícipes de sus papeles, a quien nos brindó la oportunidad de conocer otra forma de hacer literatura. Sí, una forma más intimista. Más nuestra, en sentido de colocarnos ante vecinos de nuestras propias calles y, a partir de ahí, elevarnos a los goces de saborear odas, poemas y otras figuras literarias.

Es cierto, y también hay que decirlo, que los de siempre lo interpretarán “como siempre”. Para ellos, nos dirán muy puestos en pose doctoral, es vergonzante ironizar sobre los marginales. Y, como se suele decir, se quedarán tan anchos…
En realidad, pobres de ellos, no alcanzan, o tal vez porque sí, que el gran dominador de una lengua, el escritor, lo que persigue no es otra cosa que elevar a sus lectores de la ramplonería del quehacer a las dichas del goce intelectual. Y para ello, y en épocas de escasez y pobreza de tiempo para cultivar la mente, nada más elemental que la técnica empleada por Emilio Granero y que hemos querido hacer pública: ¡gocen las Odas!, ¡disfruten los Sonetos!, ¡memoricen una Quintilla… escrita sobre algo o alguien que todos conocen!
Esta fue la gran aportación cultural del Maestro Granero en la dura Enguera de los cuarenta y cincuenta.

Con posterioridad vendrán las grandes narraciones, los jurados y, sobre todo,… la literatura de masa de los años del desarrollismo y el consumismo, con lo que los de siempre se sienten tan orgullosos de “poseerla”…
Pero Emilio permitió que los otros enguerinos pudieran “degustar”, o mejor, no olvidaran las formas literarias que aprendieron en la niñez y que la crueldad de la vida quería olvidaran.

Visualización online



Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca