Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Sobremesa de San Antón

A veces escribir es más doloroso de lo que parece. Bueno, escribir y muchas otras cosas, pero…
Cuando se quiere, se entiende. Cuando no se quiere, se apela a que el autor lo hace por donde le escuece.
Felices fiestas de San Antón a todos

Continuar leyendo

Un viaje de ida y vuelta, y 4

Y con Daniel llegamos al final de la serie que nos envió su autor, Emilio Marín Tortosa.
Profundos retratos de una larga época que revive y se retroalimenta, utilizando la técnica de relatos cortos en la que nuestro autor se desenvuelve con inusitada maestría.
Gracias, Emilio; y a tus incondicionales advertirles que ya disponemos de nuevo material para la próxima temporada, que iniciaremos con la serie poética titulada Otoños.
Gracias a ti y a ell@s

Continuar leyendo

Un viaje de ida y vuelta, 3

Carlitos, ha tomado el tren tras una noche de insomnio y una última tentativa de Miguel por apearle de aquella, a su parecer, absurda decisión. Durante el camino que ha hecho a pie desde el pueblo hasta la más cercana estación de tren, ha ido despidiéndose de todo aquello que había representado algo en su vida hasta entonces. El cree de verdad que ya nunca regresará al pueblo, que el camino que ahora emprende es un camino sin retorno.
A la salida del pueblo…

Continuar leyendo

Un viaje de ida y vuelta, 2

Valentín no tuvo claro lo de su origen, y por lo tanto de su lugar de nacimiento. No había conocido a pariente alguno a quién preguntar sobre el particular, y los habitantes del barrio portuario donde se crió, eran personas en su mayoría nómadas que deambulaban de acá para allá sin tener ni conocer raíces en ningún lugar. Eran aves de paso y, por lo tanto, sin árbol genealógico ni aptos para pedir referencias sobre el suyo. El creía haber nacido allí…

Continuar leyendo

En busca del juego perdido, 3

Continuamos nuestra programación y seguimos con la recopilación y publicación de nuestros Juegos Perdidos. Hoy traemos a consideración el conocido como Pies quietos, recopilado por José Fco. Torres Martínez, junto con la preciosa foto prestada de Bolbaite.
No es necesario insistir que quien recuerde haber practicado alguno en su infancia, que ha practicado en estas Pascuas, tiene nuestra web a su disposición.
Esperamos ir haciendo acopio al igual que, en su momento –y en ello continuamos–, con los Contetes. Así que ánimo y a escribir…

Continuar leyendo

Un viaje de ida y vuelta, 1

Y la tercera serie que iniciamos este mes lleva por título Un viaje de ida y vuelta de Emilio Marín Tortosa, viejo conocido de quienes nos vienen siguiendo. La serie se enmarca dentro del epígrafe de Relatos cortos, género literario con los que nuestro autor ha cosechado tantos seguidores.

Continuar leyendo

Principe de Asturias. In memoriam

Reiteramos que la Efeméride merece interrumpir la cadencia de nuestras publicaciones.
En efecto, el próximo sabado, día 5, celebramos el Centenario del naufragio de centenares de personas en aguas del Brasil. Entre ellas, al menos, ocho enguerinos cuyos nombres nos los recuerda la lápida que existe en el Cementerio.

Continuar leyendo

En busca del juego perdido, 2

Retomamos la programación donde la dejamos, es decir, seguimos con la recopilación y publicación de nuestros Cuentos Perdidos. Hoy traemos a consideración el que José Torres rescata bajo la denominación de Los Colores o también La Virgen y el Demonio.
No es necesario insistir que quien recuerde haber practicado alguno en su infancia tiene nuestra web a su disposición.
Esperamos ir haciendo acopio al igual que, en su momento –y en ello continuamos– con los Contetes. Así que ánimo y a recordar…

Continuar leyendo

En busca del juego perdido, 1

Hubo un tiempo en que jugar requería de mucha creatividad, y al mismo tiempo sencillez, pues se podía jugar con cualquier cosa. Ese tiempo no está tan lejano, pero visto los avances tecnológicos, parece un tiempo muy distante, pues hoy se juega casi en exclusiva con aparatos electrónicos. En aquel tiempo casi siempre se jugaba en la calle, que era donde todos los chiquillos acudían de forma gregaria y a compartir. Evidentemente en la actualidad hay juegos que se desarrollan en la calle, los de pelota y balón así lo confirman, pero antes casi eran en exclusiva en la calle.

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca