Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Principe de Asturias. In memoriam

Reiteramos que la Efeméride merece interrumpir la cadencia de nuestras publicaciones.
En efecto, el próximo sabado, día 5, celebramos el Centenario del naufragio de centenares de personas en aguas del Brasil. Entre ellas, al menos, ocho enguerinos cuyos nombres nos los recuerda la lápida que existe en el Cementerio.

Continuar leyendo

En busca del juego perdido, 2

Retomamos la programación donde la dejamos, es decir, seguimos con la recopilación y publicación de nuestros Cuentos Perdidos. Hoy traemos a consideración el que José Torres rescata bajo la denominación de Los Colores o también La Virgen y el Demonio.
No es necesario insistir que quien recuerde haber practicado alguno en su infancia tiene nuestra web a su disposición.
Esperamos ir haciendo acopio al igual que, en su momento –y en ello continuamos– con los Contetes. Así que ánimo y a recordar…

Continuar leyendo

En busca del juego perdido, 1

Hubo un tiempo en que jugar requería de mucha creatividad, y al mismo tiempo sencillez, pues se podía jugar con cualquier cosa. Ese tiempo no está tan lejano, pero visto los avances tecnológicos, parece un tiempo muy distante, pues hoy se juega casi en exclusiva con aparatos electrónicos. En aquel tiempo casi siempre se jugaba en la calle, que era donde todos los chiquillos acudían de forma gregaria y a compartir. Evidentemente en la actualidad hay juegos que se desarrollan en la calle, los de pelota y balón así lo confirman, pero antes casi eran en exclusiva en la calle.

Continuar leyendo

Uvas en aguardiente

Dice Voltaire que nuestro Quijote "se inventa pasiones para ejercitarse"; yo no haré lo mismo. El que escribe no se va a inventar nada, bueno casi nada de lo que aquí va a contar. Creo que la pasión sustituye en nuestro devenir ilustre o anónimo a cualquier otra fuerza del tiempo y de los hombres. Sin ánimo de ejercer como historiador, no busco el rigor histórico. La historia y los cronicones están muchas veces, demasiadas, llenos de fantasía.

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca