Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Estudios XIV

Y, como era de esperar, con este episodio finaliza la requisa que le hiciéramos al autor.
Lo bueno, porque no todo tiene siempre que ser malo, es que nos deja la puerta abierta para, en otro momento, retomar unas cuantas pasàs en vez de los paseos pues, tal como finaliza este XIV Estudio, deja la puerta abierta para hacer pública –bien que una vez desidentifique [¿se puè dir axí?] los presonajes– una larga colección de pasàs de los años cuarenta, que ha ido arreplegando –otros dirán, espigolando – por esas calles y caminos de Dios…

Continuar leyendo

Miedo

Y con este completamos la primera serie de Cuentos con moraleja para sus nietos que compuso Doña Carmen Aparicio… Y decimos bien: con morleja, que en el relato actual es bien novedoso…
Lean y comprobarán cómo la abuela les dice a los nietos que hay que lanzarse a la vida, que no hay que tener miedo a las puertas cerrada… ¿les extraña? A nosotros: no. Es más, entendemos que es la mejor educación para la vida.
Gracias, Maestra

Continuar leyendo

El campiñero y el macho

Y vamos por el tercero de los Cuentos que nos hizo llegar Dª. Carmen Aparicio. Se trata del cuento El campiñero y el macho con una gran moraleja, especialmente para aquellos niños que, sin ser autistas, se empeñan en meterse en el hoyo de la vida; pero también para los padres de esos mismos adolescentes.

Continuar leyendo

6ª y última Carta de Miguelico

En fin, que todo lo bueno se acaba… hasta las Cartas de Miguelico… ¡en nuestra parla!
Y fue una pena: ya no volveremos a leer aquello de manero ni cómo, por el desuso, había quedado la mesa del Repeso. Y claro, aquellos lodos trajeron estos lodos. Se acabaron las prosesiones y, lo que es peor, ni el ayuntamiento ni el comercio han vuelto a levantar cabeza en la capital del distrito.

Continuar leyendo

La casa de los mil espejos

Carmen Aparicio no trae otro nuevo relato en formato cuento: La casa de los mil espejos. Bien cortico, pero con una moraleja bien clarica; tan clarica que la podemos resumir con el viejo refrán que decía: todo es del color del cristal con que se mira

Continuar leyendo

Estudios XIII

Los septuagenarios prosiguen sus paseos y llorenzas, que encima va y las escriben.
Lo curioso del relato de hoy en que, olvidándose de ilustrarnos, nos descubren una serie de reflexiones que sería bueno no olvidar. Los malos no tienen que ser, por definición, los demás; muchas veces, con tales afirmaciones lo que hacemos es querer que nuestros errores sean de los otros...

Continuar leyendo

En busca del juego perdido, 2

Retomamos la programación donde la dejamos, es decir, seguimos con la recopilación y publicación de nuestros Cuentos Perdidos. Hoy traemos a consideración el que José Torres rescata bajo la denominación de Los Colores o también La Virgen y el Demonio.
No es necesario insistir que quien recuerde haber practicado alguno en su infancia tiene nuestra web a su disposición.
Esperamos ir haciendo acopio al igual que, en su momento –y en ello continuamos– con los Contetes. Así que ánimo y a recordar…

Continuar leyendo

Estudios XII

Y nuestros septuagenarios continúan por el Camino de Albalat, lógicamente hablando del agua y... las banderías políticas de hace años, muchos años… ¿o fue ayer?
Ya no sabemos qué decirles.
Así que lean y conozcan, poco a poco y con la ayuda de los viejos, si somos así o hemos mejorado...

Continuar leyendo

El laurel

En nuestro afán por las cosicas de la sierra solicitamos, en su día, unos escritos –conocedores que existían– a su autora: D.ª Carmen Aparicio.
Cuando los tuvo arreplegaus, nos los va dar. ¡Muchas gracias!, le dijimos; y puestos y bien mandaus, recurrimos a quien sabe hacerlo para que remirara aquel material.

Continuar leyendo

5ª Carta de Miguelico

Muy Sr. mio: M’ alegraré qu’ al recibo d’ estas cortas letras s’ encuentre rebentando de salud, la misma que pa mi deseo por los siglos de los siglos, amen.
Ya habrá notao los pogresos que yo ha hecho en oltogafría...

Si así inicia hoy su carta, ¡imaginen cuál puede ser el final!

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca