Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Politicastro, 4

En plenas Pascuas nos llega esta nueva entrega de Pepe Cerdá. Y la hacemos pública ya que pensamos que siempre es bueno reflexionar, tanto si se está en sintonía con las ideas que expone el autor como cuando se discrepa: lo importante es reflexionar y tener ideas propias, fruto de la propia vida o de la comunicación con las ideas de otros

Continuar leyendo

Politicastro, 3

Es de obligado cumplimiento felicitar a los nuevos funcionarios del Ayuntamiento que, 3 con categoría A1 y otro con A2, fueron seleccionados por la Corporación con mayoría del PP para ser habilitados recientemente.
A esto se debe decir algo así como la comunión de los politicastros: yo los selecciono a mi gusto y tú los encumbras, que sufrirlos… ya habrá quien tenga que soportar sus ineptitudes. Amén

Continuar leyendo

Politicastro, 2

Seguimos con la serie Politicastro, hoy el episodio 2º.
En él los actores nos recuerdan una verdad de Perogrullo, cual es la palabrería de los politicastros al afirmar, por ejemplo, aquello de que la juventud de ahora vivirá peor que la de sus padres; que no es la única falsedad que, por reiterada, se pretende convertir en realidad. En fin, que no tenemos suerte ¡con lo facilico que sería tener políticos y no politicastros! Pero, también se repite aquello de, tenemos lo que nos merecemos ¡como si en verdad de la buena pudiéramos elegir!

Continuar leyendo

Politicastro

Con este Documento iniciamos una nueva serie de Pepe Cerdá.
El título parecería ser todo un alegato contra quienes se dedican al noble oficio de la política, sea en su aspecto teórico o práctico. Nada más lejos de la realidad.

Continuar leyendo

Estudio XV

Hace algún tiempo que este relato, tal vez traspapelado, quedó en alguna carpeta de nuestra Redacción. Y, aunque fuera del contexto de aquella serie “Estudios”, nos atrevemos a traerlo para consideración de nuestros lectores.
Desconocemos cuál pueda ser la reacción de su autor al ver este desaguisado, fruto de nuestro propio desorden, pero… son gajes del oficio y no queremos privar a nadie de lo que alguien reflexionó y, además, escribió.

Continuar leyendo

Las pasás del tío Ramonet

Con estas dos pasás [Las peras y La siesta del guarda Ramonet] damos por finalizada esta serie de 8 Documentos que, recogidos por Pepe Cerdá, les hemos venido haciendo partícipes.
Por lo demás, coincide con el final del curso 2.016 / 17, lo cual nos invita a desearles lo mejor en estas vacaciones, tanto si se pueden desplazar cual si no. Nuestro deseo es idéntico:
Que sean felices

Continuar leyendo

Pasá del saquet de la berenda

Y continuamos con las pasás.
Hoy salen a escena, junto a los tres personajes, toda una época; aunque, a fuer de exactos, deberíamos referirnos a los escolios de una agricultura post/estraperlo. Hambre, ninguna ilusión por el trabajo… una sociedad, la de la agricultura del secano de interior.
Si… sí…, ¡pero es que la pasá se refiere a aquella época!

Continuar leyendo

La pinada de Caperucita Roja

No sé si fue una osadía o, más bien, una frivolidad; el caso es que para esta narración, tomada del acervo tradicional de nuestra cultura popular, pensamos que las imágenes de José Sampere le iban como anillo al dedo; y ahí las tienen, en consonancia con las que lucen en la Sala Isidoro Garnelo.

Continuar leyendo

Dos pasás

Hoy presentamos Dos pasàs que, esperamos, nos perdone Pepe Cerdá el traerla hoy y no cuando correspondía.

Continuar leyendo

El macho del tío Perico

Y como prometimos, ahí va el segundo cuento: El macho del tío Perico ¿Quién no recuerda oírlo en su infancia? Con esta presentación, que necesariamente no tiene porqué coincidir en cada uno de sus extremos con la escuchada en labios de nuestros mayores, pretendemos que no se pierda nuestro patrimonio oral/inmaterial –las diferentes formas idiomáticas de hablar: castellano, valenciano, annero y enguerino que se dan en la Sierra y todos comprendemos– recogiéndolo por escrito y dándoles motivos para que lo pongan en sus propios labios ante los atónitos gestos de sus nietos.

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca