Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

La desesperación de Felipe

La crisis, según decían, iba para largo, y los trabajadores que como él había perdido su trabajo, tendrían muchas dificultades para encontrar uno nuevo durante bastante tiempo. Después de casi veinte años trabajando en la construcción, con un salario bastante alto, se enfrentaba a un futuro sin trabajo, y por lo tanto, sin un salario que aportar a su casa. Tiene mujer y tres hijos pequeños. En su familia están hechos a no pasar necesidades básicas.

Continuar leyendo

Ramonet

Presentación de Ramonet, el personaje
Para hacerles llegar la figura de nuestro personaje, así como su origen e idiosincrasia, nadie mejor que su autor. Y, aunque varias veces volverá sobre el asunto, tomamos sus propias palabras al inicio del relato. Se expresa así:

Continuar leyendo

La bicicleta

Como ya avisamos, y también dejamos escrito al final de la narración, con este episodio finalizamos la primera de las series dejadas escritas por José Mª Simón Llácer.
Prometemos volver con una nueva serie: la que él titula Ramonet. Pero ello será el próximo trimestre que, a pesar de ser para nosotros un trimestre de cuatro meses, no la completaremos, sino que deberemos saltar al curso próximo para completarla.

Continuar leyendo

La Matanza del chino

Pepe Marín nos deleita con una nueva aportación, que nos sentimos incapaces de catalogar dentro del género narrativo. En efecto, ¿es un cuento? ¿una pasá? Debemos decir que se nos hizo llegar como un cuento.
Sea cual sea la atribución literaria dentro de la narrativa, lo cierto y verdad es que es un lujo poder contar, dentro de la flocá de escribientes para nuestra web, con la firma tan selecta de Pepe Marín.

Continuar leyendo

Miguelico, 5

Cuando creíamos que ya habíamos exprimido a nuestro autor con Miguelico, su personaje, resulta que nos aparecen dos documentos nuevos: el que les presentamos y La bicicleta, que les prometemos para la cuarta semana de marzo.
De momento disfruten de la pequeña historia en que Miguelico nos habla, y presenta a Ramonet, el otro gran personaje en la mente y pluma de José María Simón Llácer.

Continuar leyendo

El aroma del ciprés

Los rayos de sol, todavía luchan por deshacerse del tul nocturno que cubre el penacho de los montes en el borroso horizonte, y el hermano Romaguera, como todas las mañanas, sale a la puerta de su cueva, y acude hasta la ermita para hacer sonar la solitaria campana. Anuncia, a los habitantes del valle, el comienzo de la nueva jornada. Nadie sabe explicarse el por qué, pero hasta los más perezosos obedecían a la argentina voz que les llega desde la altura del cercano monte: ¡A laborar! ¡A laborar!

Continuar leyendo

Miguelico, 4

Y continuamos con las andanzas de Miguelico: hoy los episodios 6 y 7, realmente dispares…, pero es el orden en que aparecen o, por mejor decir, en el que fueron apareciendo, pues ese y no otro fue el criterio de enumeración que siguió el recopilador del venero de don José Mª Simón Llácer.

Continuar leyendo

El robo fingido

Aún cuando pareciera que nos habíamos olvidado, pues desde finales del mes de septiembre no habíamos publicado nada de nuestro autor, nada más lejos de la realidad. En efecto, hoy retomamos de nuevo su buen quehacer y les proponemos este episodio: El robo fingido.
Arranca de una anécdota sucedida en La Sierra, pero el autor es capaz de elevarse sobre dicha anécdota y plasmar un relato ciertamente conmovedor y, lo más importante, crear un ambiente con simples elementos, tomados de los paisajes de nuestra geografía, difícilmente imaginables.

Continuar leyendo

Miguelico, 3

Seguimos con la serie Gavilleros y con el protagonista Miguelico. Con ésta son tres las entregas sobre el tema.

Continuar leyendo

Miguelico, 2

Nuestro personaje, Miguelico “el gavillero”, vuelve a la ciber-Biblioteca con los relatos II y III. No vamos a repetir cuanto dijimos hace quince días.
Bueno, sí vamos a repetir algo, a saber, que “… desde su peculiar modo de comprender la realidad nos presenta un cúmulo impresionante de realidades vividas o conocidas por él y que, para el lector actual –incluso si es nacido en La Sierra–, aparecerán como inverosímiles aunque no desprovistas del hondo vivir de nuestros ancestros bien recientes
Pero sobre todo un deseo: que disfruten de nuestra literatura popular.

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca