Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Tiempos de vela y candil, y 7 (Tiempo de volver a empezar)

También Emilio Marín se despide, de momento.
El epílogo de esta preciosa serie de relatos cortos –Tiempos de vela y candil– parece recordarnos aquel viejo dicho sobre vías y transporte ferroviario al afirmar que muchas vías no indican que los trenes circulen siempre correctamente.
Muchas gracias al autor y para nuestros lectores los mejores deseos.

Continuar leyendo

Tiempos de vela y candil, 6 (El tiempo se acaba)

Emilio Marín alcanza y llega a la 6ª entrega de su Tiempos de vela y candil.
… sentado en la mecedora, su tabla de salvación, donde a veces suele encontrar algo de paz, aunque hoy no era uno de esos días. Un suceso ha venido a hundirle más en sus negros pensamientos: dentro de la servilleta que hoy le han traído con el almuerzo, venía una nota. Un papel escrito con la torpe letra de Dolores. Aunque la letra es confusa, sí ha podido leer su contenido, y ello le ha sumido más en su miseria personal.

Continuar leyendo

Tiempos de vela y candil, 5 (Tiempo de Carnaval)

Emilio Marín Tortosa nos hizo llegar la quinta entrega de Tiempos de vela y candil.
El episodio viene subtitulado como Tiempo de carnaval con la entradilla siguiente:
El Carnaval es una fiesta de simulación.
Es el lugar para fingir las cosas que uno no es.
Y para ser todo aquello que nunca se quiso ser.
La vida, a veces, actúa como un Eterno Carnaval.
En ese momento, la reina de las máscaras es La Gran Mentira.

Continuar leyendo

Tiempos de vela y candil, 4

Hemos alcanzado el 4º episodio que, con el subtítulo de Tiempo de silencios, Emilio Marín Tortosa nos invita a recorrer uno de los períodos más complejos de nuestras personales historias en el trasfondo de una realidad colectiva de la ya no tan reciente historia nacional.
La fluidez del relato, la precisión en las descripciones… su buen quehacer literario son más que suficientes motivos para que lo ofrezcamos en nuestra ciberBiblioteca.

Continuar leyendo

Tiempos de vela y candil, 3

A la tercera entrega de la serie Tiempos de vela y candil su autor, Emilio Marín, la subtitula Ríos desbordados. Episodio que inicia con esta frase:
Los cielos se han ido llenando de negros nubarrones anunciando La Gran Tormenta, y a los rincones del alma colectiva van llegando las sombras. Los poetas, afinan liras para cantar victorias, mientras los fogoneros del Infierno se frotan las manos. El Hombre Corriente escribe su propio epitafio, llega un tiempo para Titanes.
Para qué otra cosa sino para su lectura

Continuar leyendo

Tiempos de vela y candil, 2

La mañana llega envuelta en una túnica borrosa de niebla que enmascara montañas, valles, caseríos, y hace que los campos se arruguen apretujados en un gesto de solidaridad, mientras los viajeros que llegan al pueblo, desde lejos ya han podido oír campanas llorando una pena colectiva. En las calles los balcones muestran crespones negros, y el ánimo de la gente soporta el peso doloroso de la lápida que cubre los restos mortales de…

Continuar leyendo

Tiempos de vela y candil, 1

Con este Documento, bajo el título de Tiempos de Vela y Candil, su autor –Emilio Marín Tortosa– nos muestra una época que otros, políticamente, la denominan “en blanco y negro”.
En 7 entregas irá reflexiona sobre una sociedad, en aspectos, superada. En el actual entrega, bajo el epígrafe Tiempo de generosidad, el autor pretende –y pensamos que lo consigue– enmarcar la sociedad donde enmarca la acción, que describe magistralmente, remitiéndonos a personajes estereotipados por su pluma, si bien con gran cantidad y riqueza de matices.

Continuar leyendo

Lo que sí puede el humilde

Borceguíes son botas militares diseñadas para ser utilizadas por los soldados en las acciones de combate o de entrenamiento. Por lo demás, el diccionario de la Academia de la Lengua establece que es una de las formas castellanas del plural de borceguí, que es un calzado que llegaba hasta más arriba del tobillo, abierto por delante y que se ajustaba por medio de correas o cordones.

Continuar leyendo

Así vivimos antaño

Tal vez alguien se pregunte de dónde hemos sacado este autor.
Muy sencillo: encontramos Vicisitudes y Experiencias I y II en el lugar más inesperado: delante de un contenedor de basura; sí, junto a bolsas de restos para la basura… lo de menos es junto a cuál de los muchos esparcidos por la geografía de nuestros pueblos. Pero allí estaban ¡y nuevesicos!

Continuar leyendo

Se verán en otro lugar

Mª Dolores Centellas, a quien nuestros lectores ya conocen por sus obras de teatro en nuestra parla, hoy nos hace llegar unas cuartillas llenas de lirismo, de ternura y de evolución personal en el amor, que no podemos sino ponerlas a disposición de todos para que puedan gozar de tales sentimientos.
Con nuestros mejores deseos

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca