Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Albertito

Nuestro autor continúa con la historia de Ramón, el indiano que prosigue de esta manera:
Seguro que a alguno de vosotros le hubiera gustado estar alguna vez en un Salón de Baile. Uno de esos locales que abundaban por todas partes antes de la aparición de las discotecas. El acordeón, el piano, violines, orquestinas y vocalistas… Pantalón a rayas bien planchado, corbata y cuello-duro ellos, collares y tacón alto ellas… Unos locales que invitaban a la intimidad, al amor ocasional. Su escasa y selectiva luz…

Continuar leyendo

Ramón el Indiano

Ramón y su amigo Lucas, compañeros de aventuras allá en la lejana Argentina, a su regreso a la tierra natal, montaron un local de juego y alterne en una importante vía de comunicación, especializado en baile de tangos y milongas. Allí pensaban pasar unos años tranquilos antes que la edad les retirara de la vida activa. El negocio iba bien, y ellos estaban contentos.

Continuar leyendo

El tonto de Benalaz

Y con este precioso cuento de nuestra Sierra, finalizamos la serie por este Curso.
El relato, tal como les presentamos, fue recogido por José Mª Simón Llácer y, entre sus papeles, tuvimos la suerte de encontrarlo. Esta es la versión original, sin edulcorantes ni mutilaciones: tal como la recogiera José Mª la ofrecemos, aún a sabiendas que pueda existir otras versiones más finas.

Continuar leyendo

Post de urgencia: Dos estampas playeras

En el Documento de hoy no parece haber genealogía. El autor lo inicia con estas frases:
Hay artículos que necesitan un cuidado especial, como la larga cabellera de una princesa. Hay otros que salen escupidos directamente del corazón, de las entrañas. Las ideas van brotando al mismo tiempo que los dedos golpean, casi con rabia, el teclado. En este blog de genealogía doméstica andamos últimamente de excursión en excursión, con la mochila a cuestas, paseando por los parajes olvidados de la memoria colectiva de la ciudad de Valencia, que es la mía.

Continuar leyendo

Las hazañas del tío Agustín

Si en algo coinciden quienes se acercan a la historia –grande o menuda– de Enguera es en la cantidad y calidad de personas que se dedicaron al servicio de las armas. Algunos, como Miguel A. Simón Aparicio en 1909, no dudará en dejar escrito “Enguera, pueblo de héroes”. Y es que durante las últimas décadas del XIX, por motivos que no vienen al caso, surge una pléyade de enguerinos que destacaron en el servicio a la Patria.
A ellos, en la figura del tío Agustín, Enrique Boix retoma este motivo.

Continuar leyendo

Miguelico, el Garbancico y el buey Colorau

Hoy les presentamos la versión realizada por Dña. Mª Amparo Garrigós de otro cuento tradicional: Garbancito y el buey.
Este cuento, de la tradición popular italiana, fue rescatado gracias a Italo Calvino, extendiéndose por toda Europa. Nosotros lo ofrecemos en nuestra parla de igual forma y con el mismo derecho que fue recogido en otras lenguas distintas al italiano.

Continuar leyendo

Lobo

Emilio Marín inicia su relato con estas frases tan rotundas sobre la Hispania profunda. Escribe:

Continuar leyendo

Buscando a Rafaela

Continuamos gozando con los trabajos de nuestro osado genealogista. Hoy nos desmonta la supuesta enguerinidad de la maravillosa cómica Rafaela Aparicio, de quien, parodiando las esquelas de las monjas, habría que agregar aquello de: en el mundo Rafaela Díaz Valiente.
Con todo, lo importante no es si la actriz era o no enguerina, sino cómo trabaja don Enrique Boix Jimenez. Y sobre todo, disfruten del estilo de sus escritos.

Continuar leyendo

Los 7 choticos y el lobo

Y continuamos con el versionado de los Cuentos Tradicionales a nuestra lengua. Hoy les presentamos el tradicional que suele venir enmarcado dentro del catálogo de Literatura y tradición oral, apartado de fábulas y cuentos folklóricos de animales.
El versionado, como en los que ya hemos venido publicando se debe a Dña. Mª Amparo Garrigós Cerdán, a quien no le agradeceremos sus desvelos a favor de nuestra peculiar manera de expresarnos.

Continuar leyendo

Los dineros del Capitán

Apenas el sol mancha de luz los verdes naranjales, las cornetas, tocando a Diana, despiertan a la perezosa tropa, y rompen el silencio de la mañana. El clarín mañanero, espanta y aleja a los cuervos que carroñean despojos, dejados por los soldados y el carro que trasporta la basura de comedores y cocinas, durante todo el día por la explanada de la instrucción.
El sentir, el estilo, el buen decir de Emilio Marín rezuma en cada línea de este escrito, tan contradictorio como vivencial.
Léanlo pausadamente y nos lo agradecerán

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca