Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Historias de la prisión

Retomamos la literatura de Isabel Aparicio con un episodio propio de las historias de la postguerra en que la famosa dictadura tenía, como casi todo en la vida, sus luces y sombras.
Isabel, recordando tres diferentes sucesos de encarcelados nos relata cómo era la vida de la prisión, de los responsables de la dictadura y de las familias en lo que uno no sabe si reír o llorar.
Pero así vivíamos y así se sufría en lo que para algunos era un escarnio de los derechos de las personas, aunque visto por el pueblo y desde hoy en estos escritos, más bien parecería una “dictablanda”.

Continuar leyendo

Fiestas

Aunque las fotos que acompañan el documento nada tienen que ver con los hechos descritos; aunque se trata de aquello que cualquier autor formal pondría en el frontispicio, relativo a que los hechos y los personajes son imaginarios… cualquier coincidencia es mera casualidad… el origen y causa del escrito, nos asevera el autor, es real y ocurrió en un pueblo del que Pepe Ciges escribiera aquello de:
La llástima es que Engra, hoy
ya no es ni sombra de aquello…
No es na más que un espejismo
como ixos de los desiertos
que embaucan al caminante
que va perdido y sediento;

Continuar leyendo

¡Tan poco que cuesta vivir!

Con los dos relatos cortos –Tan poco que cuesta vivir y Dos muertes inútiles– iniciamos una serie de pequeños relatos de Isabel Aparicio. Y decimos pequeños relatos en referencia exclusiva a su extensión pues, por profundidad de contenido así como por la espontaneidad en la forma de escribir que tiene la autora, creemos que pronto alcanzarán notoriedad entre los seguidores de nuestra web.

Continuar leyendo

El asno Romero

Todas las mañanas era la misma rutina, sin embargo Ambrosio no se lamentaba por ello. A él le gusta salir temprano cada día. Apenas las primeras luces del alba habían apagado las farolas del alumbrado, caminaba tras el asno que trasportaba los cántaros de leche que repartía entre el vecindario. En aquella temprana hora, apenas sí se cruzaba en su camino algún vecino madrugador que, con paso presuroso, se dirigía hacia su trabajo diario, y que con las prisas apenas se dedicaban un saludo. Esta tranquilidad matutina apenas se veía alterada.

Continuar leyendo

El café España

Este amplio y recordado Café España, con suelo de madera y amueblado con mesas de hierro forjado y superficies de mármol blanco, sobre las cuales los jugadores de dominó golpeaban bicolores fichas que parecían de puro marfil, arrancándoles un sonido que se escuchaba al pasar por la plaza de la fuente, en aquellos años llamada “del Caudillo”.

Continuar leyendo

Donde menos lo piensas…

Este refrán tan popular no sólo sirve para identificar una cierta escena de caza. Se puede emplear en cualquier situación coloquial en la que en cierto momento de una rutinaria conversación, aparece una frase o una noticia que identifique algún hecho o situación que aclare cualquier duda sobre a que quien la escucha queda sorprendido, enterándose o descubriendo algo inesperado.

Continuar leyendo

La vaca Rosenda

Rosenda es una pequeña vaca que pasta en el prado que avecina con la casa de Doña Inés. Esta vecindad ha compuesto un curioso binomio entre la vaca y la mujer, y ello ha sido fruto de un sentimental concepto de la convivencia, cerca de por medio, entre ellas dos. Una, la mujer, descansa en el porche sobre una mecedora, mientras la otra, la vaca, ramonea la hierba. Un mugido, una risa, y el triqui-traca incesante del mecerse, son el idioma con que las dos parece que se comunican.

Continuar leyendo

Día de lluvia 192…

No, no le habíamos olvidado. Don Fernando Palop y, mejor, su aportación a nuestra historia y lenguaje no puede quedar al margen de nuestra recopilación.
De hecho, ya hemos publicado 10 trabajos, a saber:
De un cuaderno escolar, a propósito de la fiesta de San Antón
Mi maestra
El Enguerino
Pregones
López
La bufalaga
Tres personajes
Escenas del pasado
El cine Chimo
y
La máfega de los palloques.
Hoy hemos rescatado el documento más antiguo, publicado en la Revista Enguera 1967.

Continuar leyendo

La venganza del carpintero

Hace ya algunas semanas, en concreto, el 22 de mayo del año pasado –nº II/38 del blog De parla enguerina– , nos hacíamos eco del suceso objeto de la pluma de Emilio Marín, que ahora les presentamos, pero en la pluma de Fernando Palop. Éste último lo tituló La bufalaga cuando lo publicó en la Revista Enguera’76.

Hoy, como venimos de afirmar, publicamos una nueva versión del suceso, bien que gracias a la pluma de otro ilustre enguerino.

Continuar leyendo

La rama cortada

A finales de los años cuarenta del pasado siglo XX Enguera vivió un extraño pasaje, que estuvo cercano a convertir la denominada partida de Las Turmas en lugar de peregrinación religiosa. Dicha partida se encuentra situada a unos tres kilómetros del pueblo, en la carretera que conduce al caserío de “Benali”.

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca