Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Decadencia de Enguera, 2

Y seguimos con Decadencia de Enguera -2, hoy nos describe el mal derivado del capital especulativo. Y justo es festejar que nuestros antepasados ya distinguieran entre aquél y el productivo.
Lean y verán qué bien los distinguían y describían.

Continuar leyendo

Tras de lo mismo: El ferrocarril, II

He leído detenidamente el bien escrito artículo… y aparte la delicada ofrenda de su cariño que el notable periodista Fillol Sanz con exquisiteces de poeta dedica á Enguera, en todo lo demás se muestra tan sollispado, que yo como mandatario de Violante “En mi vida me he visto en tal aprieto”,… De tal guisa iniciaba Braulio su respuesta al del periodista Fillol Sanz que publicamos en la entrega anterior.

Continuar leyendo

Intereses locales: El ferrocarril, I

Otra nueva serie y… ¡qué serie!
Andamos presentándoles qué pensaban nuestros paisanos de aquellos años; sí, de los primeros años del siglo XX. Nosotros solo pretendemos ponerles delante de aquellos enguerinos para que sean ellos quienes hablen; bueno… nos lo digan por escrito.
Esta serie narra, bien que periodísticamente, cómo ni a la tercera va la vencida: el ferrocarril por tercera vez –sí, hubo hasta una tercera intentona– fue rechazado… y no decimos más. Lea cada cual lo que diferentes autores contemporáneos a tales hechos nos dejaron escrito.

Continuar leyendo

Decadencia de Enguera

Otra nueva serie que iniciamos, de cinco editoriales del semanario El Enguerino, con idéntico título: Decadencia de Enguera. Están fechados entre el 19 de septiembre –el que hoy hacemos público– y el 5 de diciembre del año 1908.
En todos y cada uno de los cinco episodios adjuntamos las gacetillas correspondientes, así como las referencias a las Sesiones del Ayuntamiento, si las hay.

Continuar leyendo

L' Alfàs del Pi. Regalo

Como hemos venido recordando, el pasado sábado se estrenó su obra sinfónica L'Alfàs del Pi con motivo del Aniversario de la Casa de la Cultura.
Para dicho evento se eligió la obra de nuestro paisano. Y hoy queremos compartir con todos nuestros amigos el "guión" de dicha obra.
Juan Francisco Tortosa Esteve, enguerino que vive en L'Alfàs del Pi, estudió en el Conservatorio Superior de Música de Valencia y amplió su formación con el pianista americano Joshua Edelman.

Continuar leyendo

Iniciativas plausibles

“Al cabo de los años mil, las aguas van por donde solían ir”, refrán que nunca pudo estar mejor aplicado que en esta ocasión, pues despues del transcurso de muchos años que en colaboración con mi hermano Pepe ocupéme en Las Provincias de la conveniencia del alumbramiento de aguas que en gran cantidad deben discurrir por el subsuelo del término de Enguera, ahora veo complacido…
Así iniciaba D. Pedro Sucías esta colaboración, entre otras muchas, en el nº 65 de El Enguerino allá por el año 1.909.

Continuar leyendo

Feria anual

… lo que muchos ignoran es que durante el segundo tercio del siglo XIX el Ayuntamiento de Enguera impulsó una feria anual con la idea de relanzar la economía local que en esos momentos atravesaba una situación de estancamiento.
Es precisamente de esta feria anual que acabo de reseñar, de la que existe constancia documental en el Archivo de la Diputación Provincial de Valencia a través de tres expedientes datados entre 1837 y 1855,de la que trata este artículo, tanto en lo que hace referencia a su génesis como a su desarrollo posterior.

Continuar leyendo

La Enguera eterna

Al recopilar el documento, tomando varios números de El Enguerino de 1909, quien lo hizo no pudo sino exhalar, desde lo más profundo de sus entrañas, su recuerdo en versión local al más notable de los vicios nacionales: la envidia con... ribetes políticos.
Por nuestra parte queremos destacar un aspecto que, por oculto u ocultado, no deja de ser novedoso: en la industrial Enguera de cambio de siglos no todo era industria lanera.

Continuar leyendo

Uvas en aguardiente

Dice Voltaire que nuestro Quijote "se inventa pasiones para ejercitarse"; yo no haré lo mismo. El que escribe no se va a inventar nada, bueno casi nada de lo que aquí va a contar. Creo que la pasión sustituye en nuestro devenir ilustre o anónimo a cualquier otra fuerza del tiempo y de los hombres. Sin ánimo de ejercer como historiador, no busco el rigor histórico. La historia y los cronicones están muchas veces, demasiadas, llenos de fantasía.

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca