Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Navalón

Todo comenzó un domingo de verano. Era medio día. Comí y subí a la parte alta de la casa en que vivía, donde todavía vivo con mi familia, buscando en una habitación cumplir con la sana costumbre española de dormir la siesta. Fue inútil. El insoportable calor que allí, en la parte alta de la casa, hacía me lo impidió. Tras un tiempo intentando caer en el pozo del sueño, desistí y bajé al sótano, que todavía hoy pervive en la casa, buscando el frescor que estaba seguro de encontrar allí.

Continuar leyendo

San Antonio

Aprovechamos la festividad de la calle San Antonio de Padua para presentarles el trabajo de nuestro colaborador José Marín Tortosa, relativo el documento a la maravillosa relación entre los vecinos de esta calle.

Continuar leyendo

El susto de Ferran Gonzalez

Y con “El susto de Ferrán González” finalizamos, de momento, la aportación del maestro Granero a nuestro blog.

La fotografía pertenece a la colección “Primavera en Enguera”, por cortesía de doña Tere García-Consuegra

En primer lugar la Redacción quiere dejar constancia de la gran suerte que ha sido poder recuperar todo este material que, mensualmente, hemos podido colgar durante el trimestre. Y ha sido una suerte, que no hubiera sido posible sin esa desinteresada y callada labor de donantes anónimos de un pueblo.

Continuar leyendo

Cada foto tiene su historia

… cada foto guarda sus recuerdos, y la que encabeza este escrito los tiene. Uno de los más entrañables, y tristes, es el de las ausencias. En la fotografía ya han desaparecido cuatro de los amigos que en ella están. Se fueron apenas iniciado el viaje por la madurez. Sirvan estas páginas para recordarles cincuenta años después de pasado lo aquí relatado.
Va por vosotros, amigos: Pedro Ballester, Rafael Aparicio, Miguel Vila y Francisco Gómez.

Continuar leyendo

La Sierra

El sol irrumpe en el valle, tras jugar al tobogán por el lomo de la sierra, despertando la vida en los caseríos. El gallinero alborota con su kikirikí, en su cochinera los cerdos gruñen su hambre, mientras las caballerías rebuznan su impaciencia, y Miguel, el casero, sale a la pálida luz de la calle abrochando su bragueta después de la obligada micción de la mañana bajo la higuera que delimita la zona habitable de la masía. Inés, su mujer, carga con el capazo lleno de grano para el averío. La jornada de trabajo en el campo comienza temprano.

Continuar leyendo

De mi archivo anecdótico

Manuel Albiñana Sanz nació el 31 de diciembre de 1896. Era uno de los tres hijos varones del doctor Albiñana Tiesto.

Estudia en Enguera bajo la instrucción de un telegrafista, amigo de don Francisco Piqueras quien fuera su cuñado y tutor, además, desde que quedara huérfano en 1.909.
Obtuvo plaza en una nueva carrera: “Geómetra del catastro”, predecesora del actual título universitario impartido en las Escuelas Técnicas Superiores de Ingeniería Geodésica, Cartografía y Topografía.
Casó con la burgalesa Teresa Rodríguez de Velasco, matrimonio que no tuvo descendencia.

Continuar leyendo

El Abanderado

La obra El Abanderao que sus autores, Pepe Ciges y Emilio Granero, definen estableciendo la siguiente tipología: es un sainete de costumbres enguerinas en lenguaje alizonenco…

Para esta edición hemos tenido la suerte de contar con un borrador que Pepe Ciges, con su letra y firma auténtica, en nombre de los autores dedicó “con singular cariño y simpatía a todos los enguerinos ausentes de nuestro querido pueblo…” allá por el año 1951.

Continuar leyendo

Ya se van los quintos

Con esta obra pretendemos recordar, además del autor –el transcriptor J. B. J., que pensamos responde ciertamente a su autor: Jaime Barberán Juan–, dos hitos en nuestra historia de los años cincuenta del siglo pasado.
El primero de ellos hace referencia a la llegada a nuestro pueblo de las dificultades derivadas de la representación teatral; fenómeno que hoy encontramos tan corriente en las sesiones de lectura de sainetes, comedias, etc.

Continuar leyendo

La cuestión enguerina en los 50's

Hace años, tal vez cuando ya no había problemas tan acuciantes como los de subsistencia, se plantearon cuestiones más “filosóficas”, especialmente relativas a los orígenes de las lenguas. El fenómeno también llegó a nuestra parla; si bien aquí adoptó una forma diferente, pues no se trataba de saber cuál era su origen sino si a los enguerinos nos convenía decantarnos hacia el castellano o hacia el valenciano.

Continuar leyendo

López

Pues ya hemos podido encontrar referencias sobre el tal Sr. López, del que nos escribieron ¡y qué escritos! Enrique Aparicio Nager, en 1970, y Fernando Palop Fillol, en 1974.
Tras no pocos intentos llegamos a la conclusión de que el tal Sr. López debió ser super conocido en la Enguera de los años 20, 30, 40 y 50 del siglo pasado. Unas y otras, vecinas de la calle Santa Ana o San Antonio de Paula, nos fueron conduciendo hacia vestigios de su existencia entre nosotros.

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca