Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Aniversario de la Fundación II (Don Eduardo, continuación)

Vista su personalidad pasamos a desgramar por qué se le nombra Hijo Ilustre pues no lo fue ni por ideas políticas ni nada similar. Don Eduardo se ganó, también por oposición, los honores que su pueblo y los sucesivos Ayuntamientos acabaron reconociéndole.
En efecto, en esta segunda entrega queremos resaltar el gran cariño que profesara a su pueblo -Enguera- aún, como ya sabemos, lo abandonara muy niño.

Continuar leyendo

Ramonet, 4

Damos por finalizado este curso con la 4ª entrega de Ramonet, que comprende los episodios VII y VIII.
El autor en ambos dos nos define lo que es la sustancia del gavillero como persona, al menos en el sentir del autor de los relatos.
Con todo, queremos dejar constancia de la importancia que el mismo autor da a estos relatos. En efecto, si en la entrega anterior hacíamos referencia a en una lista de episodios que él siente como los 10 mejores, a La reja –nombre con que denomina el episodio VII– le asigna la posición 6ª.

Continuar leyendo

Ramonet, 3

Y siguiendo con Ramonet, hoy les presentamos dos episodios, aquellos numerados V y VI. El primero (V), continuación del último episodio publicado el mes anterior –Ramonet_2–, es el cuerpo del que denominamos, en su momento, tropiezo político; es decir, el autor trata de acercarnos a una realidad que él describe al establecer que el gavillero fue el joven que escogió la libertad al encontrarse marginado por aquella sociedad que tanto le negó.

Continuar leyendo

Ramonet, 2

Seguimos con Ramonet adjuntando 3 episodios: los hábitats de Ramonet desde la sierra a la parte alta del pueblo, sus habilidades y la ambientación para el primer tropiezo político. Es decir, el autor trata de acercarnos a una realidad que él describe al establecer que el gavillero fue el joven que escogió la libertad al encontrarse marginado por aquella sociedad que tanto le negó; frontis de aquella poesía que inicia con esta estrofa:

El gavillero fue el joven
que ya por aquel entonces
escogió la libertad

Continuar leyendo

Ramonet

Presentación de Ramonet, el personaje
Para hacerles llegar la figura de nuestro personaje, así como su origen e idiosincrasia, nadie mejor que su autor. Y, aunque varias veces volverá sobre el asunto, tomamos sus propias palabras al inicio del relato. Se expresa así:

Continuar leyendo

La bicicleta

Como ya avisamos, y también dejamos escrito al final de la narración, con este episodio finalizamos la primera de las series dejadas escritas por José Mª Simón Llácer.
Prometemos volver con una nueva serie: la que él titula Ramonet. Pero ello será el próximo trimestre que, a pesar de ser para nosotros un trimestre de cuatro meses, no la completaremos, sino que deberemos saltar al curso próximo para completarla.

Continuar leyendo

La Matanza del chino

Pepe Marín nos deleita con una nueva aportación, que nos sentimos incapaces de catalogar dentro del género narrativo. En efecto, ¿es un cuento? ¿una pasá? Debemos decir que se nos hizo llegar como un cuento.
Sea cual sea la atribución literaria dentro de la narrativa, lo cierto y verdad es que es un lujo poder contar, dentro de la flocá de escribientes para nuestra web, con la firma tan selecta de Pepe Marín.

Continuar leyendo

Miguelico, 5

Cuando creíamos que ya habíamos exprimido a nuestro autor con Miguelico, su personaje, resulta que nos aparecen dos documentos nuevos: el que les presentamos y La bicicleta, que les prometemos para la cuarta semana de marzo.
De momento disfruten de la pequeña historia en que Miguelico nos habla, y presenta a Ramonet, el otro gran personaje en la mente y pluma de José María Simón Llácer.

Continuar leyendo

El aroma del ciprés

Los rayos de sol, todavía luchan por deshacerse del tul nocturno que cubre el penacho de los montes en el borroso horizonte, y el hermano Romaguera, como todas las mañanas, sale a la puerta de su cueva, y acude hasta la ermita para hacer sonar la solitaria campana. Anuncia, a los habitantes del valle, el comienzo de la nueva jornada. Nadie sabe explicarse el por qué, pero hasta los más perezosos obedecían a la argentina voz que les llega desde la altura del cercano monte: ¡A laborar! ¡A laborar!

Continuar leyendo

Miguelico, 4

Y continuamos con las andanzas de Miguelico: hoy los episodios 6 y 7, realmente dispares…, pero es el orden en que aparecen o, por mejor decir, en el que fueron apareciendo, pues ese y no otro fue el criterio de enumeración que siguió el recopilador del venero de don José Mª Simón Llácer.

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca