Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Estatutos de la Electricista enguerina

Finalizamos, incorporando a Miscelánea una gran muestra del pasado empresarial de nuestro pueblo, precisamente ahora que está sobre el tapete la discusión sobre los “aerolitos”. El documento son los Estatutos de La Electricista Enguerina. No nos consta la fecha, aunque esperamos los historiadores y aficionados a tales investigaciones pronto puedan ilustrarnos sobre dicha empresa. Animamos desde aquí a que nos hagan llegar todo tipo de curiosidades para que, además de hacernos gozar, evitemos su pérdida al incorporarlas al nuevo mundo del ciber espacio.

Continuar leyendo

Los montes de Enguera y el Ayuntamiento, 1893

He aquí un Documento que todo enguerino debería conservar.
El propio Ayuntamiento, en 1893, deja por escrito y en detalle sus limitaciones sobre la propiedad de nuestros montes, porque el Ayuntamiento no es sino el administrador en nombre de los propietarios. Y, claro, el Ayuntamiento ¡nunca fue ni ha sido el propietario! La elección o el dedazo en el nombramiento no dan propiedades, solo administraciones.
Así que a leer y conservar… para llegado el momento

Continuar leyendo

Sé tolerante, por Pedro Marín

Si siempre son preciosas las narraciones de Pedro Marín en El Enguerino, la de hoy además es oportuno retraerla. Trae moraleja… cada cual extraerá la suya; pero no nos discutirán ésta: la especie de lasdosespañas cuando menos, como las peores tormentas, debió llegarnos del norte. Sí, la idolatrada patria de afrancesados
Esperemos que al hablar de nuestra Comarca, cuando menos, seamos capaces de describirla con perfiles similares a aquellos con que don Pedro Marín se refería a Borgoña

Continuar leyendo

Correspondencia Juan Aparicio versus Castro Momblan

Hace unos días nos llegó el Documento que hacemos público. En realidad son dos importantísimas aportaciones al acervo de nuestra Comarca: la primera hace referencia a un segundo punto de apoyo en torno a la figura de un enguerino olvidado, por escondido gracias a la ingente labor de los de siempre, que murió en el olvido más vergonzante para un pueblo. Hacemos referencia a D. Juan Aparicio Micó y sus trabajos por acercar el ferrocarril a nuestra Comarca, muestra de lo cual son estas cartas autógrafas sobre dicho tema.

Continuar leyendo

Todo es posible, por Pedro Marín

Si bien la historia es inamovible pues lo pasado… hecho está, conviene no olvidar que, dado que nos encontramos en una zona sísmica, habrá que aprender del pasado.
Pedro Marín, por su parte, nos recuerda verdades como puños, que también deben permanecer en nuestra actitud ante la vida.

Continuar leyendo

Editorial del 2 de mayo de 1908

Aunque suene a fuera de contexto, o precisamente por ello, hemos querido traer a colación el editorial que el 2 de mayo de 1908 publicara El Enguerino.
Tres fechas: 1º… 2º… y 3 de mayo; fiestas respectivamente del Trabajo, a nivel internacional, de la Independencia, a nivel nacional y a nivel local, la de Santa Cruz ¡Vaya inicio de mes! Pensarían nuestros antepasados a principio del siglo XX; y pensamos algunos en pleno siglo XXI

Continuar leyendo

Thisbe y Príamo, por Pedro Marín

El Documento que hacemos público nos trae interesantes noticias de finales de 1908: el desarrollo de la afición al cine, el sistema de cobro de los impuestos versus bancarrota de las arcas municipales (¡!), así como un “curioso” juicio de faltas con recusación del secretario incluida.
En fin, un retazo de nuestra pequeña historia con un relato preciosista de Pedro Marín.

Continuar leyendo

Un mal que tiene remedio, por Pedro Marín

“La tierra para quien la trabaja”, especie que tanto dolor vino causando, tiene su versión es este escrito de Pedro Marín que la emplaza en la Andalucía de la época.
Pero también este escrito es un canto a la buena narrativa de la época que… ¡igual viene bien para algunos de los que utilizamos el teclado digital!

Continuar leyendo

Serenata fantástica, de L. Fillol

Lectura onírica la que propusiera L. Fillol allá por el mes de Noviembre del 1.908 y que, todavía hoy, podemos leer con deleite tras algunos pequeños retoques… o no, pues nunca se sabe si “corrector/traidor”

Continuar leyendo
Distribuir contenido

Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca